España en verano

Una especie de efecto centrífugo golpea España durante los 3 meses de verano, especialmente con la afluencia de miles de turistas, e incluso una gran parte de los habitantes de las ciudades centrales gravitando hacia las costas del sur.

Esto se debe a que usualmente las ciudades del interior de España reciben un calor insoportable (en particular, Madrid y Sevilla ), con temperaturas que alcanzan regularmente los 45 grados centigrados (113 º F).

Junio y julio son en definitiva los mejores meses para viajar a España, ideales para disfrutar del mejor tiempo para estar fuera, pero en agosto se cierran muchos establecimientos debido a la ola de calor que en ciudades como la capital han registrado hasta 46ºC, aún así, los lugares muy turísticos estarán abiertos como museos, galerías de arte y por supuesto, las piscinas.

Las costas españolas son los destinos turísticos más populares en el verano.

Zonas turísticas como la Costa del Sol y Costa Blanca estarán llenas de europeos del norte, mientras que algunas de las playas más fuera de la vía en Galicia, Oviedo y partes de la Costa Blanca concentrarán mayor afluencia de españoles (madrileños y sevillanos que escapan del calor de sus propias ciudades).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios