Sevilla, la tumba de Colón

El casco histórico de la capital andaluza nos muestra un legado de monumentos que son el producto de su pasado árabe y su posición como un próspero puerto hacia las Américas. Varios edificios han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, varios de sus distritos gozan de un fuerte sabor popular y de muchas fiestas de Interés Turístico Internacional en estas fechas de primavera/verano.

Sevilla ha sido testigo del paso de las más diversas civilizaciones. Hispalis fue fundada por los Tartesos y junto a ella, los romanos construyeron la extraordinaria ciudad de Itálica. El dominio musulmán fue bastante largo (desde el año 711 hasta el 1248) dejando huellas indelebles en esta ciudad, pero no fue hasta el descubrimiento de América que Sevilla alcanzó su brillo.

Durante los siglos 16 y 17, su puerto se conoció como uno de los más importantes de España, debido al monopolio del comercio con las colonias de ultramar.

Un paseo por el casco histórico os expondrá a una interesante colección de edificios históricos como: la catedral gótica, construida en la cima de la mezquita almohade de Sevilla, la famosa Giralda, y el Patio de los Naranjos. En el interior, descubriremos la tumba de Cristóbal Colón situada junto a la Capilla Antigua. Aquí una breve presentación de la Catedral de Sevilla: 

Junto a la Catedral de Sevilla se encuentra el conjunto de castillos denominado “El Real Alcazár”, un conjunto de palacios rodeados por una enorme muralla cuya construcción se inició en la era medieval. Sus paredes encierran varias salas, salones lujosos y románticos patios. El Archivo de Indias nos conduce al arte renacentista español. Es uno de los centros de documentación más importante en la existencia en relación con la conquista de América.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios