Vacaciones en El Salvador: Ciudades mayas, pueblos pintorescos

El Salvador es un país de tamaño “bolsillo”, pero con un precedente de belleza salvaje, donde el principal atractivo – además de su gastronomía conocida a nivel mundial, radica en su cordillera volcánica (atractiva en más de un sentido).

Fuerte resurgimiento

Consciente de su potencial turístico, las autoridades han renovado el centro histórico de San Salvador aperturando una amplia serie de parques nacionales para los visitantes. En general, el país es refrescante y natural, con un ritmo bucólico a su estilo de vida y además, se trata de un país donde encontraréis algunas de las personas más agradables de América Latina.

Recién salida de un período de conflictos civiles con un fuerte fortalecimiento de la economía.

Mientras que la agricultura se ha hecho sin lugar a dudas su huella en el campo, El Salvador cuenta con unos paisajes inolvidables, por mencionar los más destacados: La selva tropical del Parque Nacional con impresionantes rutas de senderismo, seguido por la Ruta de las Flores con hermosos empalmes de plantaciones de café salpicadas por coloridos pueblos de sierra.

El Salvador y su historia

Hay ciudades coloniales que no podéis dejar fuera de vuestros itinerario, como la de Suchitoto, con sus calles adoquinadas y pujantes escena artísticas, y la ciudad Joya de Cerén – un pueblo precolombino notablemente preservado bajo capas de ceniza volcánica que es conocido por muchos extranjeros como otra de las legendarias ciudades mayas de la historia. Aquí podéis ver una previa:

Las playas están sin desarrollar, pero bien valen la pena para unas cuantas horas de distracción a la costa. De entrada, Punta Roca es un destino popular para los surfistas. En el este, las colinas alrededor de Perquín, la base de la guerrilla, ahora un remanso de serenidad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios